7.9 C
Buenos Aires
viernes, 28 julio 2023
InicioViajesLos imperdibles platos madrileños que no podés dejar de probar en tu...

Los imperdibles platos madrileños que no podés dejar de probar en tu visita a Madrid

Fecha:

Últimos artículos

Si tenés la suerte de viajar a Madrid, no podés perderte la oportunidad de sumergirte en su rica y variada gastronomía. La capital española es un verdadero paraíso para los amantes de la comida, ya que ofrece una amplia gama de platos tradicionales que reflejan la historia y la diversidad cultural de la ciudad. En este artículo, te presentamos los platos madrileños que no podés dejar de probar en tu visita a Madrid. ¡Preparate para deleitar tu paladar!

Cocido madrileño

No podés hablar de la cocina madrileña sin mencionar el cocido madrileño, un guiso tradicional que se ha convertido en el plato estrella de la ciudad. Este contundente plato se elabora con garbanzos, carne de ternera, cerdo y gallina, además de embutidos como chorizo y morcilla. Se sirve en tres vuelcos, es decir, en tres tiempos distintos: primero el caldo, luego los garbanzos y verduras, y finalmente las carnes y embutidos. Es ideal para disfrutar en los meses de invierno, cuando el cuerpo pide algo calentito y reconfortante.

Bocadillo de calamares

Si te gusta el pescado y los mariscos, no podés dejar de probar el famoso bocadillo de calamares, uno de los sándwiches más representativos de Madrid. Se trata de un bocadillo de pan crujiente relleno de calamares fritos, que se sirve caliente y se acompaña con una cerveza bien fría o una copa de vino. Es perfecto para comer al paso mientras recorrés la ciudad o para disfrutar en una terraza en una tarde soleada.

Huevos estrellados

Otro plato típico de la gastronomía madrileña son los huevos estrellados, una delicia simple pero sabrosa que consiste en huevos fritos con patatas y jamón serrano. Se sirve en una cazuela de barro, y lo mejor de todo es romper las yemas y mezclarlas con las patatas y el jamón para crear una combinación perfecta de sabores y texturas. Es un plato ideal para compartir en una cena con amigos o para disfrutar en un domingo por la tarde en un bar tradicional madrileño.

Callos a la madrileña

Si te animás a probar algo diferente, los callos a la madrileña son una excelente opción. Este plato de casquería, que lleva tripas de ternera como ingrediente principal, es un verdadero manjar para los amantes de la comida tradicional. Se cocina con pimiento, tomate, cebolla, ajo y especias como el laurel y el pimentón, lo que le otorga un sabor intenso y delicioso. Acompañado de un buen vino tinto, te permitirá descubrir una faceta distinta y auténtica de la cocina madrileña.

Oreja a la plancha

Otro plato de casado que no podés dejar de probar en Madrid es la oreja a la plancha. Aunque pueda sonar un poco extraño, la oreja de cerdo es un ingrediente muy apreciado en la gastronomía española, y en Madrid se prepara de manera exquisita. La oreja se cocina a la plancha hasta que esté dorada y crujiente, y se sirve con perejil y un toque de limón. Es un plato ideal para compartir como tapa en un bar madrileño mientras disfrutás de una buena conversación y una copa de vino.

Churros con chocolate

Después de degustar todos estos deliciosos platos salados, no podés irte de Madrid sin probar su famoso postre: los churros con chocolate. Estos deliciosos buñuelos de masa frita se sirven calientes y se acompañan con una taza de chocolate caliente espeso y cremoso, perfecto para mojar los churros y disfrutar de una combinación celestial. Los churros con chocolate son ideales para disfrutar en una merienda o como desayuno en un día especial, y no hay mejor lugar para probarlos que en una de las históricas chocolaterías de Madrid.

Rosquillas de San Isidro

Por último, si visitás Madrid durante el mes de mayo, no podés dejar de probar las rosquillas de San Isidro, un dulce típico de la festividad del patrón de la ciudad. Estas pequeñas rosquillas de anís se elaboran en dos versiones: las “tontas”, que son simples y sin cobertura, y las “listas”, que llevan un glaseado de azúcar y limón. Ambas son deliciosas y perfectas para disfrutar en cualquier momento del día.

La gastronomía madrileña es tan rica y variada como la propia ciudad, y en tu visita no podés dejar de probar estos platos tradicionales que te permitirán conocer y disfrutar de la auténtica esencia de Madrid. Desde guisos reconfortantes hasta delicias fritas y dulces tentadores, la capital española tiene algo para satisfacer todos los gustos. No esperes más, ¡sumergite en la deliciosa cocina madrileña y deleitá tus sentidos!

En portada: